Energy 4.0 o cómo el sector energético se revolucionará usando los datos como materia prima

Desde que la energía se ha industrializado, se ha convertido en uno de los pilares fundamentales de cualquier economía.

Su distribución y provisión dependen tanto de los consumidores, como cualquier tipo de industria, y por supuesto incluso nuestro modo de vida en el sentido más amplio de la palabra. Sin la energía industrial apenas hay nada de nuestro mundo que funcione.

Es por ello por lo que debemos prestar especial atención a la transformación de la industria energética que viene con la irrupción de las nuevas tecnologías en el sector, que van a cambiar radicalmente esta industria hasta el punto de que no la reconoceremos en apenas unos años, y que desde estas líneas hemos dado en llamar Energy 4.0.

En las entregas anteriores de esta serie de artículos sobre el 4.0 o la transformación digital, que tuvieron como temática el sector industrial y también el sector del transporte, en los que había denominadores comunes como el Cloud Computing, la Internet de las cosas (IoT), el Big Data o la Inteligencia Artificial (AI). En el caso de la energía la transformación digital tiene un nombre propio: Blockchain.

No se puede negar que las otras nuevas tecnologías que citábamos antes tendrán también un papel destacado en el futuro del sector energético. Es inevitable que el Cloud, el Big Data o la AI acabe transformando cualquier aspecto de nuestra vida, y lo mismo ocurrirá con cualquier empresa: también con las energéticas.

Tener contadores inteligentes con una precisión nunca vista hasta el momento, que reporten el consumo de cada usuario con una gran granularidad, poder utilizar todos esos datos con sistemas de Big Data para alimentar modelos de previsión de la demanda (uno de los principales riesgos de la industria), aprovecharse del Cloud Computing para simplificar la infraestructura IT y tener acceso asequible a nuevas herramientas, etc. Todos éstos son sin duda vectores de cambio que van a jugar un papel muy importante en el futuro que va dibujando el sector energético.

Pero estos elementos (muy) disruptores no tendrán ni punto de comparación con lo que va a traer la contabilidad distribuida de Blockchain a las empresas energéticas (y a los consumidores). El grueso de la transformación que sufrirá el sector energético, y la que aportará el elemento más disruptor para esta industria, es efectivamente Blockchain por los motivos que analizamos hoy para ustedes.

Como una de las empresas a la vanguardia de estas tecnologías, al igual que ya vimos en el análisis sectorial del Industry 4.0, volvemos a encontrar al grupo alemán Siemens. No es de extrañar, puesto que el negocio con el sector energético del gigante azul germano es muy importante, y obviamente quiere tener algo que decir (y que vender) en el futuro de la industria. Como documentan en este enlacede los colegas de criptonoticias, Siemens está participando en varias prometedoras iniciativas que pueden estar dibujando la Energy 4.0.

Siemens está involucrada en un proyecto piloto llevado a cabo en una comunidad de propietarios de Nueva York: el conocido como Brooklyn Microgrid. En el marco de esta experiencia piloto, se ha implantado en la comunidad una microred eléctrica alternativa a la red principal de la compañía suministradora de energía eléctrica. Uno de los elementos fundamentales de esta red son los paneles solares que la alimentan, y que crean en el sistema la necesidad de que los usuarios con paneles solares puedan vender energía a los que no los tienen, y a su vez, que éstos últimos puedan comprarla. Obviamente hay de por medio baterías que hacen las veces de acumuladores de energía para aportar una necesaria capacidad de almacenamiento al sistema, especialmente importante al tratarse de energía solar (sólo generada durante ciertas horas/días).

El rol de las actuales empresas distribuidoras de energía deberá ser necesariamente aportar a la red la energía deficitaria, algo que seguirá ocurriendo durante mucho tiempo, hasta que las instalaciones solares (o de otro tipo) domésticas permitan el autoabastecimiento y la autonomía al completo. Por otro lado, hoy por hoy, empieza a haber varias implementaciones de Blockchain orientadas a mercados empresariales, y por qué no, podrían encajar también a niveles sectoriales.

Otras nuevas tecnologías que también aportarán su granito de arena al futuro del sector

El mix energético actual y la menor capacidad de anticipación hace que nuestro sistema energético actual sea poco flexible manteniendo un precio razonable. Por ejemplo la energía nuclear es el máximo exponente de esta poca flexibilidad porque, en términos de generación, una central nuclear no se puede parar, sino que genera permanente e ininterrumpidamente energía que debe verter a la red sea necesaria o no en ese momento.

Por el contrario, las centrales de ciclo combinado son mucho más flexibles (pero caras), y pueden ser puestas en marcha de ex profeso durante picos de demanda, sirviendo como capacidad de respaldo. Por otro lado, la energía hidroeléctrica también es algo más flexible, pudiendo embalsar más agua, e incluso llegando a poder poner a funcionar las turbinas en sentido contrario para consumir masivamente energía de la red, y así evitar una sobrecarga eléctrica si el consumo es bajo y la generación alta.

Pero este modelo tiene sus (muchas) limitaciones y riesgos, siendo uno de ellos (y realmente de los menos peligrosos para el sistema en su conjunto) el alto coste de la energía que se dispara en los picos de demanda como ha ocurrido repetidamente en los últimos meses. El Big Data aportará una granularidad nunca vista a la hora de trabajar con los modelos predictivos, y ayudará a poder prever con precisión picos de demanda y también valles, optimizando el equilibrio entre el aporte y el consumo energético de todos los participantes conectados a la red de distribución eléctrica.

Realmente hay sectores en los que más que de transformación digital, deberíamos hablar de la “Metamorfosis digital”, y el sector eléctrico es uno de ellos. Esta metamorfosis digital es el proceso socioeconómico más disruptor que ha sufrido la humanidad hasta el momento, y es un proceso indudablemente global: nuestro mundo se ha globalizado, para lo malo, y también para lo bueno. Aprovechemos todo lo que de positivo tiene este proceso, y tratemos de anticiparnos a lo negativo para, en la medida de lo posible, tratar de paliar sus riesgos: sólo así tal vez consigamos cambiar el curso de la historia de este particular proceso de metamorfosis, y, al contrario que Gregorio Samsa en la novela “La Metamorfosis” de Kafka, podamos evitar acabar transformándonos en metafóricas cucarachas digitales.( El Blog Salmon)





Quieres ser Partner?

Llevamos muchos años brindando medianas y grandes empresas a tener éxito en el mundo digital. Durante estos años, compañías globales confían en nuestros programas, plataformas, webs y actualización de programación y contenidos. Si su empresa basa su actividad en el desarrollo y captación de Clientes, u otro tipo de servicios digitales escribanos a : bepartner@ahorroenergetico.net

¡ÚNETE A NOSOTROS!

Súmate a un equipo profesional, dinámico y desafiante.