PASIÓN POR EL FRÍO EN EL DÍA MUNDIAL DE LA REFRIGERACIÓN

El cierre a la Jornada con que las asociaciones españolas han celebrado el primer Día Mundial de la Refrigeración no podía ser otro. Así lo mostraron los ponentes, alrededor de 150 asistentes y los presidentes de las organizadoras del encuentro, Roberto Solsona –AEFYT-, y Luis Mena- AFEC-.

Roberto Solsona hizo un llamamiento a administraciones públicas y escuelas profesionales para que den mayor visibilidad a las profesiones relacionadas con la refrigeración, el aire acondicionado y la bomba de calor como sectores de futuro donde desarrollar carreras profesionales plenas e interesantes. El desarrollo de la pasión por el frío es el primer paso para captar jóvenes hacia un sector que no conoce el desempleo. La ayuda de la educación reglada es necesaria ante la dificultad de la industria para llegar a los jóvenes que buscan su camino profesional; a las empresas y a las asociaciones corresponderá después enriquecer este camino con programas de formación continua.

 

Luis Mena recogió las impresiones de muchos ponentes ante lo que podría ser nuestra vida sin frío. Sin duda, peor. Y, también sin duda, muy diferente sin posibilidad de almacenar alimentos, de compartir datos o de trabajar en condiciones de confort. El presidente de AFER incidió en la responsabilidad del sector del frío –y en su firme compromiso- hacia la sociedad y la economía en cuestiones como la eficiencia energética, la descarbonización y la sostenibilidad medioambiental de nuestras ciudades y empresas.

Pedro Prieto, director de Ahorro y Eficiencia Energética de IDAE, abrió la sesión incidiendo en el gran papel de la refrigeración en la transición hacia la economía circular. El sector, afirmó, parte con ventaja ante el reto de la descarbonización en 2050 gracias a ser una industria que usa electricidad para su funcionamiento. Un marco en el que el avance tecnológico es patente día a día en la búsqueda del mínimo consumo. La renovación de equipos por otros de mayor eficiencia es un objetivo común entre las administraciones públicas y la industria.

La primera de las dos mesas redondas que han formado parte del encuentro se ha centrado en el que es el objetivo del Día Mundial de la Refrigeración: dar valor al papel del frío en la sociedad actual.


Industria, consumidores, universidad y administración se han dado cita en esta primera mesa a fin de poder profundizar en la puesta en valor del sector desde todos los puntos de vista posibles. Lo han hecho bajo cuatro ángulos principales: el consumidor, la alimentación, la transformación digital y el papel de la universidad en la transferencia de conocimiento.

Con el consumidor como eje central de industrias como la alimentaria y la hostelería, la refrigeración es imprescindible para cumplir las expectativas de la sociedad. En lo que respecta a la alimentación, contribuye a cubrir la necesidad de básica de proporcionar comida a la población con alimentos seguros gracias al descubrimiento crucial de la cadena del frío. El sector horeca, así mismo, sería muy diferente si no fuera capaz de cumplir la demanda de confort, bienestar y seguridad que se espera de una infraestructura turística y de negocios como tiene España. La refrigeración y la climatización son, por tanto, cruciales en estos ámbitos.

Como lo es también para desarrollar con éxito la transformación digital de la sociedad. En la era del big data, los servidores no pueden funcionar sin condiciones de frío adecuadas. Se trata de especificaciones técnicas muy precisas tanto en la fabricación de componentes como en el funcionamiento de equipos que determinan, “simplemente”, su funcionamiento o no.

Por último, en España hay varios grupos de trabajo universitarios que giran en torno a la refrigeración, pero tenemos todavía un largo camino por recorrer para conseguir interesar a más jóvenes en este campo y para desarrollar proyectos de I+D+i que incrementen la transferencia de conocimiento a la empresa.

Eficiencia energética, protección medioambiental, innovación tecnológica, automatización de los procesos, profesionalización y formación a medida. Éstos son los grandes retos a los que se enfrenta el mercado del frío comercial e industrial a corto y medio plazo. Se trata de generar sistemas frigoríficos más eficaces energéticamente, así como nuevos refrigerantes capaces de responder a las diferentes necesidades empresariales garantizando, a su vez, el respeto al medioambiente.

El sector del frío, formado por la refrigeración, el aire acondicionado y la bomba de calor, es crucial para avanzar en la transformación ecológica y en la descarbonización de la economía. Lo es como industria, pero también por su papel transformador en la sociedad, al ser parte imprescindible de numerosos sectores industriales a quien contribuye a alcanzar sus objetivos de sostenibilidad.

Para cumplir con estos objetivos con éxito, nos topamos con uno de los grandes problemas de esta industria: la falta de personal cualificado y acreditado. La creación de una fuerza de trabajo de frigoristas e instaladores profesional es crucial no solo para avanzar e innovar como sector sino también para aplicar las mejores prácticas en relación con la economía circular.

En este primer Día Mundial de la Refrigeración no podía faltar un repaso por la historia del frío y los grandes nombres que han hecho posible la refrigeración tal y como la conocemos hoy en día.

En la segunda mesa de la jornada se han analizado los retos de futuro, en especial en materia de sostenibilidad, que se le plantean al sector del frío y la forma en la que este mercado los afronta. La necesidad de contar con profesionales bien formados y acreditados es fundamental para avanzar en este camino.

Enrique Torrella, catedrático de la Universidad Politécnica de Valencia, dijo que es difícil entender que el sector del frío sea una “industria invisible” cuando comprendemos todo lo que la termodinámica ha hecho por la sociedad y el valor añadido que aportan a amplios sectores económicos. A modo de ejemplo, citó que el valor de los productos refrigerados se calcula entre 500 y 1.000 billones de dólares.

Refrigeradores, aires acondicionados, sistemas de enfriamiento industrial y un largo etcétera de equipos sin los que es difícil imaginar la vida cotidiana en el siglo XXI. Todos ellos son fruto de más de doscientos años de historia, la historia del frío artificial, que Enrique Torrella ha recorrido en la ponencia magistral que ha tenido lugar en el marco de celebración del Día Mundial de la Refrigeración.

Torrella ha analizado los antecedentes, precursores y desarrollos que han jalonado la historia del frío artificial, incidiendo en la importancia del mismo en la industria, en la que se utiliza en numerosos procesos: sistemas frigoríficos para cámaras de refrigeración, transporte marítimo, terrestre y área de carga o instalaciones de enfriamiento de agua.





Quieres ser Partner?

Llevamos muchos años brindando medianas y grandes empresas a tener éxito en el mundo digital. Durante estos años, compañías globales confían en nuestros programas, plataformas, webs y actualización de programación y contenidos. Si su empresa basa su actividad en el desarrollo y captación de Clientes, u otro tipo de servicios digitales escribanos a : bepartner@ahorroenergetico.net

¡ÚNETE A NOSOTROS!

Súmate a un equipo profesional, dinámico y desafiante.


Contacto

+54 11 5368 5861

+34 911 236 064

informacion@ahorroenergetico.net